Inicio Cambio Climático Se cumplió con éxito el Foro público radial: “Lo que no se dijo en la COP22 de Marruecos”

pei1

cvp

vdm2tangaaguita

Nuestra sugerencia

ultimos tweets

Mail22RSS22

Se cumplió con éxito el Foro público radial: “Lo que no se dijo en la COP22 de Marruecos” PDF Imprimir
Noticias - Cambio Climático
Escrito por Administrator   
Martes 13 de Diciembre de 2016 22:40

IMG 5753 copy

Quito.-

Este lunes 12 de diciembre, en la Universidad Andina Simón Bolívar, se llevó a cabo el Foro Público Radial “Lo que no se dijo en la COP22 de Marruecos”. Cecilia Chérrez del Instituto de Estudios Ecologistas fue la moderadora del evento y se contó con el apoyo de Braulio Gutiérrez en los controles técnicos.

De acuerdo a los organizadores, se cumplió a satisfacción el objetivo fundamental de este evento: discutir y develar aquellos elementos que  en las cumbres mundiales sobre cambio climático  se dejan de lado, o se ocultan de manera intencional. La conferencia de Marrakech no fue la excepción.

Así por ejemplo el  señor embajador de la República Árabe Saharaui Democrática, Alisalem Sidi Zein y el  Doctor Carlos Berinstain, médico y sicólogo, experto en reparación integral en zonas de conflicto ,  expusieron de manera clara y dolorosamente detallada lo que ha representado para el pueblo Saharaui la ocupación ilegal de su territorio por parte del Reino de Marruecos, sede de la última cumbre climática.

Por su parte, Erik Hagen, representante del Observatorio de Recursos Naturales del Sahara Occidental, expresó  a través de conexión radial desde Oslo, Noruega,  que existe una larga lista de intereses económicos corporativos  relacionados con recursos naturales en el territorio saharaui.  Multimillonarios proyectos de producción de energética eólica, recursos pesqueros, hidrocarburos y la misma ubicación e importancia geopolítica entre otros. Para Hagen, estos y otros ejemplos demuestran el interés de sostener la ocupación marroquí del territorio Saharaui.

Blanca Chancosa, mujer indígena de la red de mujeres Saramanta Warmikuna, a su regreso de la participación de la cumbre alterna de esta COP22 y del “Pabellón Indígena”, expresó su preocupación por la falta de transparencia y participación de la sociedad en estos eventos en los que, “quienes discuten las alternativas no conocen de la realidad de lo que está viviendo la población: políticas como socio bosque y socio páramo limitan el control del territorio de los pueblos”.  Por esto, el planteamiento de las mujeres indígenas presentes en la conferencia paralela a la COP22 fue que todo proceso que se lleve a cabo no puede limitar desde ningún punto de vista los derechos de los pueblos.

Pablo de la Vega, uno de los asistentes  al foro radial, denunció el papel que juegan las corporaciones y multinacionales en temas como la ocupación de la República Árabe Saharaui Democrática, estas corporaciones actúan incluso por encima de las capacidades de decisión de los propios estados, afirmó.

Además intervinieron, Ivonne Yánez de Acción Ecológica,  acerca de la preocupación del ejercicio de la soberanía de los pueblos cuando se basa en la explotación petrolera y de otros recursos; ; Patricio Chávez del colectivo Yasunidos, al reiterar que después de haber desechado la mejor alternativa conocida hasta el momento en el planeta para luchar contra el cambio climático, la Iniciativa Yasuní-ITT, la opinión pública ecuatoriana desconoce sobre las propuestas que el gobierno de Ecuador presentó en esta cumbre.

En este sentido es lamentable  la falta de participación del representante del Ministerio de Ambiente de Ecuador, quién dejó pasar esta oportunidad para informarnos del papel cumplido por la delegación ecuatoriana en la cumbre, como afirmó Natalia Greene de la Plataforma de Justicia Climática

La Plataforma de Justicia Climática, el Instituto de Estudios Ecologistas del Tercer Mundo, Acción Ecológica y el resto de instituciones organizadoras de este foro han ofrecido continuar con este tipo de eventos, con el objetivo de que la ciudadanía conozca y se cree conciencia sobre las gravísimas consecuencias que se avecinan si los gobernantes no deciden por fin asumir su responsabilidad para con el futuro de la humanidad y frente al cambio climático.