Inicio

pei1

cvp

vdm2tangaaguita

Nuestra sugerencia

ultimos tweets

Mail22RSS22

Pobladores del norte de Esmeraldas denuncia contaminación de ríos y fuentes de agua PDF Imprimir
Destacados - Destacados
Escrito por Administrator   
Jueves 01 de Diciembre de 2016 15:33

4Pobladores de los cantones San Lorenzo y Eloy Alfaro denuncian un sistemático proceso de contaminación de fuentes de agua producto de la minería irresponsable, la tala del bosque y las empresas palmicultoras

Los cantones de Eloy Alfaro y San Lorenzo en la provincia de Esmeraldas han soportado por décadas un proceso de marginación y exclusión social que ha afectado la vida comunitaria de sus habitantes. El pasado 23 de noviembre una delegación de 40 personas llegó a los exteriores del Palacio de Carondelet en la ciudad de Quito, donde expresaron en una protesta pacífica y colorida que el pueblo afro esmeraldeño sigue sufriendo los efectos de la actividad minera contaminante, los cultivos de palma africana y la deforestación intensiva de bosques como el Chocó.

En un comunicado entregado a las autoridades del gobierno nacional, 25 organizaciones sociales y Gobiernos Autónomos Descentralizados señalan que “Hemos resuelto no entrar en ningún proceso de Consulta o acuerdo sin que antes se hayan realizado las acciones de Reparación Integral de la zonas afectadas en la zona norte de Esmeraldas, por la minería legal e ilegal, la deforestación, las fumigaciones y la sobre explotación de recursos acuáticos.”

 

2Kléver Santana vocero de la delegación, Coordinador de las Organizaciones Sociales de Esmeraldas y miembro de la Pastoral Social, indica que el Estado ha sido el gran ausente en la zona, ya que actividades como la minería regulada por la Empresa Nacional Minera (ENAMI) sigue contaminando el Río Santiago con los desechos químicos utilizados en durante la explotación de minerales, para Santana la ENAMI ha fracasado en su ofrecimiento de realizar una “minería responsable y libre de contaminación”, los ministerios e instituciones del Estado a cargo de monitorear la tala ilegal de bosques tampoco han logrado detener a los madereros, y lo mismo ocurre en las plantaciones de Palma Africana, ya que para su mantenimiento de deben fumigar con frecuencia y esto deriva en afectaciones a las personas que habitan cerca de estas plantaciones.

Para Lenín Caicedo Mina, representante del GAD Tulumbí Ricaurte, del cantón San Lorenzo el principal problema de contaminación en los cantones San Lorenzo y Eloy Alfaro es la actividad minera de la zona a cargo de la ENAMI, para Caicedo el panorama no ha variado desde que el Estado decidió regularizar la minería en la Provincia de Esmeraldas, ya que las personas siguen padeciendo los efectos de una actividad contaminante cuya tecnología no ha variado. Los principales ríos afectados son: Santiago, Tulumbí, Bobotaca, El Chaví, de los cuales las comunidades dependen para la pesca, cocinar y asearse. Caicedo señala que las enfermedades se expresan sobre todo en la piel, con comezón, hinchazón y otros síntomas.

3En la Provincia de Esmeraldas los conflictos ambientales han sido un problema continuo, en el caso minero a partir de 1991, cuando el se promulga la “Ley de Minería” o “Ley 126”, con la que gobierno nacional buscaba impulsar esta actividad en el Ecuador. La consecuencia lógica de esta actividad en una zona donde los controles del Estado no son rigurosos, es que las mineras utilizan

 grandes cantidades de agua, lo cual genera que se afecte el cauce natural de los ríos y además se contaminen las fuentes de agua que están destinadas para el consumo humano.

En los cantones Eloy Alfaro y San Lorenzo también existe una fuerte presencia de empresas palmicultoras, que en la actualidad ocupan al menos unas cuarenta mil hectáreas . Esta cifra es alamarnte sobre todo si se considera que en 1998 la Palma Africana ocupaba apenas 272 hectáreas. Esto ha significado un increment de la concentración de la tierra en pocas familias, generando un proceso de despojo a los propietarios ancestrales del territorio en favor de pequeños y medianos grupos económicos con gran capacidad de incidencia en la gestión de políticas públicas, que forzaron a los gobiernos de turno para que robustezcan el sector sin considerar las comunidades locales.

1Finalmente, el norte de la Provincia de Esmeraldas enfrenta un sistemático proceso de deforestación, que a partir de la promulgación de la Ley de Concesiones Forestales en 1966, permitió la entrega de 14 concesiones forestales en la zona que incidieron en la intensificación de los procesos de deforestación en la zona. Dichas concesiones fueron asignadas, a través de estudios de factibilidad que tenían profundas inconsistencias técnicas, puesto que no planteaban una adecuada evaluación y proyección de los impactos sociales y ambientales. Estas inobservancias, hoy en día se traducen en afectaciones graves al tejido social y en la pérdida irreparable de biodiversidad y ecosistemas del bosque.

Los pobladores de esta zona esperan que el gobierno nacional tome cartas en el asunto y responda por estos actos de irresponsabilidad ante las comunidades afectadas. Solicitan que se inicie de manera inmediata un proceso de reparación integral en la zona, que contemple la limpieza de las fuentes de agua afectadas, limpieza de suelos, que el gobierno se comprometa a no repetir nuevamente estas prácticas irresponsables en caso de los mineros y que garantice un control riguroso y estricto para evitar el madereo ilegal.