Inicio Minería DECLARACION DE LA RED LATINOAMERICANA DE MUJERES DEFENSORAS DE DERECHOS SOCIALES Y AMBIENTALES "EL TERRITORIO SOMOS TODAS"

pei1

cvp

vdm2tangaaguita

Nuestra sugerencia

ultimos tweets

Mail22RSS22

DECLARACION DE LA RED LATINOAMERICANA DE MUJERES DEFENSORAS DE DERECHOS SOCIALES Y AMBIENTALES "EL TERRITORIO SOMOS TODAS" PDF Imprimir
Noticias - Minería
Escrito por Red Latinoamericana de Mujeres defensoras de derechos sociales y ambientales   
Jueves 17 de Noviembre de 2016 09:36

Reunidas en Quito , Ecuador del 15 al 19 de octubre, Mujeres de Chile, Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, Uruguay, México, Guatemala, Honduras y El Salvador, miembros de la Red Latinoamericana de Mujeres Defensoras de los Derechos Sociales y Ambientales en el contexto de la Resistencia al hábitat III, desarrollamos una serie de acciones y reflexiones que nos permiten ratificar nuestra lucha en defensa del territorio y el cuerpo de las mujeres frente a la minería.

En esta ocasión, también nos reunimos para apoyar las actividades en la Resistencia al Hábitat III, ya que en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre vivienda y desarrollo urbano sostenible, autoridades de varios países del mundo se reúnen para proyectar los elementos que guiarán a mayores políticas de urbanización.

 

Actualmente más del 80 % de la población de América Latina es urbana, países como Brasil, Argentina, Chile tienen el 90% de su población urbana, y en el mundo el 54% de la población es urbana. La proyección y la política de urbanización de los gobiernos nos dice que para el 2050 el 90% de la población del mundo será urbana.La urbanización en las agendas oficiales se presenta como justificativo para el despojo y apropiación de los territorios que son tomados como mercancía para la reproducción del capital, declarando así una guerra de sangre y fuego para quienes desde la resistencia optamos por la defensa de los territorios.

El sistema Patriarcal, Capitalista, extractivista, criminal nos está matando y expulsando de nuestros territorios, en este contexto la Red Latinoamericana de mujeres afectadas por la minería estamos dando fuertes luchas contra las políticas extractivistas como la minería , y esta es una de las lucha más importantes por que nosotras como mujeres sabemos que si perdemos el control y el acceso a la tierra, al agua, a los bosques, a los bienes naturales, estamos perdiendo todo el control sobre nuestras vidas. Las mujeres en Latinoamérica sabemos que hay una conexión intima entre nuestro cuerpo y el territorio, todo lo que se pone en el territorio también se pone en el cuerpo; por eso es inaceptable que se siga envenenado a la tierra, el agua, con la extracción minera.

Frente a esta situación desde el ecofeminismo insistimos en reconocer la ecodependencia de todos y todas, puesto que todo lo que se utiliza para la vida se extrae de la naturaleza, en este sentido necesitamos parar con este mal llamado desarrollo que promueve la minería, que devora ríos, lagos, lagunas, páramos, montañas, Amazonía, todo! con el fin de tomar los minerales, esto genera desequilibrios tan grandes como el Cambio climático.

Este desarrollo que invisibiliza la vida encarnada en unos cuerpos vulnerables que a lo largo de la vida requieren de cuidados, cuidados que están mayoritariamente bajo la responsabilidad de las mujeres, es decir también hay una interdependencia; ambas están íntimamente vinculadas, e invisibilizadas, tanto la explotación y el agotamiento de la naturaleza para sostener las economías, como el trabajo de las mujeres en el cuidado de los cuerpos para sostener la vida.

En este sentido, la lucha de las mujeres, vinculada a la defensa de los territorios genera un movimiento potente, fortalecido, que defiende de manera integral la vida de la naturaleza y a vida que existe en nuestros cuerpos vulnerables, esto es lo que vimos plasmado en el documental “La hija de la Laguna”, en la cual Nelida Ayay visibiliza la resistencia de las Mujeres en Cajamarca por preservar las lagunas y los sistemas hídricos, contrastada con la realidad de las mujeres Bolivianas, a quienes la minería les ha privado del agua para consumo humano.

La denuncia de los impactos de la minería en nuestros cuerpos y territorios exterioriza los sueños que tenemos las defensoras de los derechos sociales y ambientales expuesto en el foro público “Mujeres e Industrias extractivas” con testimonios de mujeres de Bolivia, Perú, Colombia, El Salvador y Ecuador.

La educación popular feminista vivida y trasmitida por Claudia Korol desde pañuelos en rebeldía, nos da pistas de una pedagogía de resistencia para que, como bien dice ella: “podamos gritar desde cada herida, y hacer memoria desde cada cicatriz. Para que habitemos la política y la pasión como territorios recuperados...Para que nuestros cuerpos sean los territorios complejos de los que partimos para el amor y para la rebeldía, y en los que la revolución no quede inscrita como un sueño eterno, sino, como una vivencia permanente y cotidiana”.

El testimonio vivo de la tenacidad de Máxima Acuña, así como la presencia de Bertha Cáceres estuvieron recordándonos que la alianza entre gobiernos y empresas extractivistas asesinan y amenazan permanentemente, que tenemos la tarea multiplicadora de seguir sembrando esperanza y compromiso en las luchas, esperanza que esta vez vimos sostenida en los 30 años de lucha de las compañeros y compañeros de Acción Ecológica.

Ecuador, Octubre de 2016

Compartimos video memoria de las multiples actividades que hicieron parte de  asamblea realizada en Quito - Ecuador: