Inicio Soberanía Alimentaria Híbridos y Transgénicos

Galerias

 

tangabana

 

 

AGUITA

Nuestra sugerencia

yas

ultimos tweets

Mail22RSS22

Híbridos y Transgénicos PDF Imprimir
Noticias - Soberanía Alimentaria
Escrito por Ing Alfredo Saltos Güale   
Lunes 05 de Abril de 2010 21:20
Uno de los objetivos que nos hemos propuesto en esta columna semanal, es tratar de llegar a nuestros lectores enfocando temas de uso no muy común en nuestra comunidad, relacionados con la actividad agropecuaria, pero utilizando en lo posible una terminología sencilla que sea fácilmente comprensible para una amplia mayoría.

Por esa razón en esta entrega nos vamos a referir a dos conceptos de frecuente utilización, pero no siempre entendidos en su real magnitud.

Los híbridos son de manejo mucho más antiguo, se definen como el resultado de cruzamientos naturales entre dos variedades de plantas para la obtención de una tercera que mejore las ventajas de sus progenitores; por ejemplo, entre distintos tipos de maíz, para mencionar el cultivo que ha tenido en nuestro País la mayor acogida en la utilización de semillas mejoradas producto de la hibridación, como mecanismo idóneo para alcanzar ejemplares de altos rendimientos.

Estos híbridos han sido logrados con gran éxito por nuestro Organismo de investigación agrícola INIAP, pero también debemos mencionar los importados con magnífica adaptabilidad a nuestras zonas y de alta productividad.

Se estima que el 60% de la superficie maicera ecuatoriana ha recibido semilla certificada, incluyendo las híbridas nacionales y extranjeras. Merece destacarse el gran aporte a la seguridad alimentaria mundial de los híbridos de arroz, de conquista más difícil que el maíz, utilizados con gran suceso en la China Popular y otros países asiáticos.

El grupo Wong ecuatoriano entregó a la nación una gran contribución en este campo mientras que el INIAP ha incluido en sus planes la consecución de híbridos de arroz, estamos seguros que sus resultados se verán en un próximo futuro.

Los híbridos tienen como condición general que se efectúan de manera natural en los campos de investigación; en cambio que los transgénicos se ejecutan en los laboratorios e implican manipulación genética consistente en el traslado de un gen de una especie a otra e inclusive entre diferentes, como entre bacterias y vegetales o entre vegetales y animales, buscando superar algún inconveniente relacionado con el ataque de plagas, enfermedades o malezas, es decir tienen la misma finalidad de los híbridos esto es, incrementar la productividad y mejorar la calidad de los alimentos.

Los transgénicos tienen la ventaja de culminar resultados en tiempos más cortos que los híbridos.

Los híbridos no adolecen de los cuestionamientos sociales y ambientales que se les adjudican a los transgénicos, pero suele confundírselos con ellos.

Las semillas y cultivos transgénicos han recibido oposición mundial de instituciones ambientalistas y de derechos humanos porque argumentan que el consumo de sus cosechas pueden ocasionar alteraciones ambientales y producir daños en la salud de la población y sus descendientes, lo cual, hemos de reconocer, no ha sido debidamente comprobado.

Debemos hacer trascendente que en nuestro caso, por mandato de la Constitución en su artículo No. 401, las semillas transgénicas son de prohibida introducción y desarrollo en el territorio ecuatoriano, sólo en caso de emergencia nacional podrá el Presiente de la República levantar ese veto; sin embargo, pese a que no existen evidencias por la falta de laboratorios que las determinen, se conoce que al Ecuador ingresan, vía importaciones formales, granos de soya y maíz o sus derivados, producidos transgénicamente, como materia prima para la elaboración de alimentos balanceados.